Con la llegada del frío comienzan a aparecer con frecuencia las enfermedades respiratorias, siendo los niños uno de los grupos más vulnerables y propensos a contraerlas


La doctora Melisa Ferreyra, pediatra en el CIC, nos brindó información al respecto y sobre otras patologías a tener en cuenta.
Enfermedades respiratorias, vacunas antigripales, intoxicaciones por calefacción, meningitis, síndrome urémico hemolítico, cuáles son los riesgos y cómo prevenirlo.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes en los niños en esta época?
Lo más común en esta época son todos los procesos respiratorios, rinitis en los recién nacidos y gripe común en los niños que entran en contacto con adultos. Siempre se tiene que hacer incapié en los menores de 2 años, con el tema de bronquiolitis, que es una enfermedad viral muy común que se contagia con facilidad ya sea porque están en contacto con otros niños en el jardín o entre los propios hermanitos.
Son los niños con base alérgica o que tienen antecedentes de ASMA porque pueden seguir haciendo bronco espasmo.

¿Qué tan importante es la vacunación antigripal?
Sumamente importante, sobre todo en los menores de 2 años y grupos de riesgo, que son los niños con ASMA o alguna enfermedad crónica, es altísimo el riesgo que se corre al no vacunar a los niños.

¿Qué consejos recomienda usted para evitar infecciones respiratorias?
Sin dudas lo más importante es el lavado de manos continuamente y usar alcohol en gel. Generalmente los virus en esta época se propagan más, porque debido al frio, recurrimos a estar en lugares más cerrados y nos vamos contagiando. Lo ideal es tratar de ventilar los ambientes siempre que se pueda, cuando no haya gente en el lugar o mantener una mínima ventilación constante
Para los adultos, si estamos enfermos, es importante evitar el contacto con niños pequeños o recién nacidos. No es necesario ir a visitarlos apenas salen de alta, porque al ser tan chiquitos no tienen defensas desarrolladas, es preferible esperar unos días.

¿Qué nivel de urgencia representa una fiebre alta?
La fiebre no es una urgencia, es un mecanismo de autodefensa de nuestro cuerpo. Si la fiebre sube es porque el sistema inmunológico del niño se está defendiendo de un virus o bacteria.
Distinto es el caso si el paciente presenta antecedentes de convulsión o si la fiebre es alta por periodos prolongados y no baja.

Para los papás. ¿Cómo diferencian una urgencia de una patología que pude ser atendida en consultorio?
Generalmente, lo que respecta a GUARDIA no es por orden de llegada, existe algo que se llama “Triage” que se utiliza en todas las guardias. Es el nivel de importancia de la patología o dolencia que presenta el paciente.
No es lo mismo un niño de 8 o 9 años que va a la guardia por una tos de 10 dias, que un bebé de 8 meses que le está costando respirar, que no se alimenta y no duerme, este último caso sí representa una urgencia.
Se puede considerar urgente también, si el niño sufre de vómitos, diarrea, si no tolera los líquidos, por el riesgo de deshidratación. Si hablamos de un dolor de panza, pero el niño tolera los alimentos, tranquilamente se puede atender en consultorio.
Otros procesos, como una tos con varios días de evolución, catarro, algún que otro moquito, es algo que se puede ver en el consultorio.

¿Cuáles son los riesgos en torno a la sobrecalefacción durante el periodo invernal?
Es algo muy común en esta época del año las intoxicaciones por “Monoxido de carbono” por eso es tan importante cumplir con las normas de ventilación. Además si se usan otros métodos para calefaccionar, como por ejemplo las salamandras, es importante mantener alejados a los niños de los artefactos por el tema de las quemaduras.

Cambiando de tema sabemos que la nación no envía dosis de MENVEO (Vacuna Meningitis) ¿Cómo afecta esta situación a los niños?
Para que una vacuna entre en el calendario significa que la enfermedad es tan prevalente que necesita vacunación para prevenir. Entonces si tenemos la MENVEO en el calendario es porque la necesitamos, no debería estar pasando ésto. ¿Afecta? Sí muchísimo porque, justamente, está cubriendo los SEROTIPOS de “Meningitis” que tenemos en nuestra región.

Otra situación que preocupa sobre la salud de los niños es el síndrome urémico hemolítico (SUH). En lo que va del año ya hay 19 casos confirmados por El Ministerio de Salud de la Provincia, el 84% de los casos corresponde a niños y niñas menores de 5 años. ¿Qué recomienda usted para evitar el contagio de la bacteria?El síndrome urémico hemolítico es una infección que se transmite por agua y alimentos en mal estado. Pero en realidad es por no utilizar las medidas de higiene adecuadas a la hora de preparar los alimentos. El no lavarse correctamente las manos, mezclar alimentos como carnes con verduras o utilizar los mismos utensilios, es cuando más riesgo de transmisión existe. Lo ideal es primero manipular las verduras lavadas previamente y luego todo lo que es carne, para evitar la contaminación cruzada. Otro dato importante es que los menores de 5 años NO tienen que comer carne molida directamente, porque en el proceso de moler la carne previa a la cocción es cuando sobrevive la bacteria.