La escuela Capitán Luis C. Candelaria celebró sus 100 años de historia con un emotivo acto que reunió a alumnos, ex alumnos, familias, instituciones y autoridades locales y provinciales.

“La Candelaria”, como todos la conocemos o mencionamos a esta emblemática escuela de la ciudad, cumplió 100 años educando a muchísimas generaciones de la población.
Lo celebraron con un emotivo acto que concentró en el establecimiento a alumnos, ex alumnos, familias, autoridades municipales y provinciales, cuerpo docente y los abanderados de todas las instituciones de la ciudad. También dijeron presente la Asociación de Bomberos Voluntarios de Malvinas Argentinas y la banda de la Fuerza Aérea Argentina que agasajó a los presentes con diversas canciones.

Al momento del Himno Nacional, alumnos de la escuela interpretaron la canción patria con lenguaje de señas. Por otro lado, el coro de quinto grado cantó la canción “Cantemos Candelaria” un tema escrito y compuesto exclusivamente para los 100 años de la institución por la docente de la escuela Roxana Gribaudo y su esposo Sergio “Chico” Juárez que también cantó junto a los niños.
Además, ex alumnos, hoy miembros de la Academia Nuevas Raíces, también tuvieron su momento de homenajear al colegio que los vio crecer; trajeron el folklore al acto a través de una canción que también fue compuesta para la ocasión en este caso por Horacio Melgarejo.
Uno de los momentos más emotivos fue cuando se hizo mención, se recordó y entregó una ofrenda a las maestras fallecidas en un accidente de tránsito que formaron parte de la dirección de la escuela.
Por otra parte, en un gran gesto de solidaridad y compasión, se hizo un minuto de silencio en memoria de los docentes fallecidos en la provincia de Chubut también por una tragedia vial.
Otro de los momentos que se vivieron en esta celebración fue el descubrimiento de las placas en conmemoración a los 100 años de trayectoria. Y se inauguró “el aula abierta” a un costado del edificio que consta con una pizarra, bancos y mesas para que los alumnos puedan estudiar y realizar tareas al aire libre.
Los festejos se iniciaron en la semana donde alumnos con sus familias y docentes compartieron una bicicleteada por las calles de la ciudad y se pintaron tres murales en el patio de la escuela.

Muy emocionada, casi entre lágrimas, la Intendenta Silvina Gonzáles expresó unas palabras ante los presentes. Citando la frase de Nelson Mandela “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” hizo referencia a la importancia de la enseñanza en todos los niveles y como herramienta fundamental para el desarrollo en la vida de cada vecino, de cada ser humano.