En estos tiempos de pandemia es importante limpiar de manera correcta los alimentos y todos los artículos que traemos de la calle.

Para protegernos del COVID-19, además de las medidas de prevención que ya conocemos, también es importante desinfectar los productos que compramos. Para esto es necesario conocer cuáles son los modos correctos, para que esa limpieza no resulte perjudicial para la salud, debido a los químicos de desinfección; sobre todo en aquellos alimentos que no vienen envasados.

Todo lo que traemos de afuera debemos rociarlo con la solución de alcohol al 70% (30% agua, 70% alcohol) como bolsas, mercadería, etc.

En el caso de alimentos envasados, lo recomendado es usar la solución de alcohol para rociar sobre toda la superficie de los paquetes y luego pasarle un paño humedecido con la misma solución.

Los productos enlatados se deben lavar con agua y detergente o jabón. También se le puede echar alcohol pero lo más recomendable es lavarlas.

Con respecto a frutas y verduras, se recomienda lavarlas con abundante agua. Luego dejarlas en remojo unos minutos en una solución de agua con vinagre de alcohol. Después de este procedimiento recién se pueden guardar. A la hora de consumirlas, hay que volver a lavarlas con abundante agua y nuevamente vinagre de alcohol.

Debido a las paredes porosas del huevo, no es recomendable sumergirlo con ningún líquido, ya que puede absorber lo que uno le aplica. Lo correcto es rociarlo con la solución de alcohol al 70%  tratando de que la aplicación no sea tan cercana, sino desde una distancia prudente. El alcohol se evapora luego de unos minutos, por lo que desinfecta sin dejar residuos o impregnarse en la cáscara.

No es recomendable la lavandina en los alimentos que no traen envase, como las frutas y verduras.